Microbial Crop

Preparado sólido soluble de algas microscópicas en estado de reposo. Una vez inoculadas sobre la superficie del suelo proliferan por la presencia de luz y agua colonizando los primeros 3 cm. Al ser microorganismos autótrofos no compiten con las plantas por los nutrientes. Alcanzan su madurez (el máximo de biomasa total) a los 40 días de su aplicación al suelo, llegando a permanecer en niveles altos otros 30 a 60 días.

 

Se considera como un abono verde, ya que una vez que las microalgas se han establecido en el suelo comienzan a producir sustancias orgánicas como polisacáridos, ácidos orgánicos y hormonas que estimulan el crecimiento de las plantas. Los polisacáridos son sustancias aglutinantes que ayudan a aglomerar las partículas del suelo, mejorando su textura y la capacidad de retención del agua.

 

Son microorganismos tipo leguminosas capaces de aportar N al suelo, añaden un mínimo de 30 kg N / ha cada 70 gramos de producto.

 

Da lugar a una serie de efectos beneficiosos que van mucho más allá de un abonado convencional:

 

  • Reduce la compactación y erosión del suelo.

  • Mejora la capacidad de retención del agua.

  • Mejora la aireación del suelo.

  • Incrementan la resistencia al estrés y favorecen la asimilación de los nutrientes.

  • Fijan Nitrógeno atmosférico (100% asimilable).

  • Liberan Calcio a partir del carbonato cálcico sustituyéndolo por el sodio, mejorando los suelos salinos.

  • Producen ácidos orgánicos que solubilizan el fosfato de roca haciendo que el fósforo pase a estar disponible para la planta.

  • Segregan citoquininas.